Brujas, un destino para disfrutar a placer

Preciosa, tranquila y encantadora se presenta Brujas, una pequeña localidad belga que parece sacada de un cuento, siendo el lugar ideal para hacer una escapada y desconectarse de la cotidianidad.

En este artículo hemos hecho un resumen de todo lo que puedes recomendar a los viajeros a la hora de decidir estar en Brujas.

Wijngaardplein

La romántica Wijngaardplein es una de las primeras estampas que salta a la vista en la ciudad de Brujas, y ¡menudo comienzo!, se trata de un pequeño canal rodeado de cisnes, donde en ocasiones se aprecian algunos pintores realizando sus obras, donde se admiran carrozas de caballos y una bella fuente.

Además, es una plaza bastante animada, ya que hay muchos restaurantes donde comer o tomarse una cerveza mientras se es testigo de la vida de los lugareños.

Begijnhof

Desde la plaza, cruzando el puente de piedra y la preciosa puerta que se conserva desde el año de 1776, se ingresa al Beaterio de Brujas, un espacio residencial creado para acoger a viudas y huérfanas por las cruzadas, y mujeres solteras de clase alta, las cuales tenían dificultad para casarse con personas de su misma posición, debido a que el número de hombres se vio reducido drásticamente por su participación en las guerras.

Todas las casas que integran este sitio datan de entre los siglos XV y XIX, y desde el año 1937 son habitadas por religiosas benedictinas.

Grote Markt

Si lo anterior es bello, entonces la Plaza del Mercado los dejará con un buen sabor de boca; es dominada por el alto campanario Belfort de 83 metros, el cual se usaba para avisar a los ciudadanos de posibles peligros o incendios.

Recomiéndales a tus viajeros que suban los 366 escalones y por sólo ocho euros  podrán ver de cerca las 47 campanas que forman el carrillón, así como obtener una preciosa vista de la ciudad.

Por la noche resulta todavía más espectacular con su cuidada iluminación, además de tener mucha actividad por los restaurantes, heladerías y cafeterías que hay en esta plaza declarada Patrimonio de la Humanidad.

Plaza Burg

Muy cerca de allí, se encuentra la no menos impresionante Plaza Burg, con el Stadhuis o Ayuntamiento de estilo gótico, en el que destaca la sala del mismo estilo con una preciosa bóveda policromada, la Basílica de la Santa Sangre, llamada así por guardar una reliquia que dice ser la sangre de Cristo y el Brugse Vrije, los antiguos tribunales de justicia.

Rozenhoedkaai

Siguiendo por este camino se llega al Mercado de Pescado que existe desde 1,821 y donde todavía en la actualidad se puede comprar producto fresco del mar, por este mismo camino se llega al canal más fotografiado de Brujas, el Dijver Rozenhoedkaai.

Onze Lieve Vrouwekerk

La iglesia gótica de Nuestra Señora es probablemente el sitio más visitado de Brujas. Ha sido restaurada en muchas ocasiones, y lo que más destaca de la misma es su alta torre de 122 metros, así como la Vírgen con el Niño esculpida por Miguel Ángel justo después de acabar la Piedad del Vaticano, entre 1501 y 1504. La visita es gratuita, salvo la zona de los Mausoleos de Margarita de Borgoña y Carlos el Temerario.

Catedral de San Salvador

Es otra de las edificaciones religiosas más importantes, por ser la iglesia parroquial más antigua de la ciudad desde el siglo X, dedicada a San Donatius.

El interior es realmente admirable, con un coro gótico que data del año 1430, unos preciosos tapices decorando la nave central, un llamativo púlpito y el baptisterio con murales originales del siglo XIII.

También cuenta con un museo catedralicio, que merece la pena en especial si se gusta de la pintura flamenca, ya que se pueden  ver obras de importantes pintores como Dirk Bouts y Hugo Van der Goes, reliquias y antiguos objetos usados en los oficios religiosos.


Molinos Sint Janshuis y Koelewei

Aconseja a tus clientes que uno de los días que pasen en la ciudad alquilen una bicicleta, ya que al ser una ciudad no muy grande, pueden ver en poco tiempo, apacibles lugares como el King Albert Park, o un poco más a las afueras, St. Janhuis y Koelewei, molinos de grano todavía activos.

Museos Memling en St. Jans Hospital, Groeninge y Gruuthuse

Si tu viajero es amante de los museos, entonces tienen muchas opciones para elegir. Una de ellas puede ser visitar el Sint Jans Hospital, el hospital medieval más antiguo todavía conservado en el que pueden observar el Museo Memling, que guarda antiquísimos instrumentos médicos y una antigua farmacia restaurada.

En cambio, si lo que desean es admirar verdaderas obras maestras del Arte Flamenco, lo mejor es visitar el Groeninge Museum, con cuadros de autores desde Jan Van Eyck hasta Gérard David, disfrutando así seis siglos de pintura flamenca y belga.

El museo Gruuthuse es una casa, antes propiedad de una rica familia de Brujas, familia adinerada por ser la que dirigía el monopolio de la producción de cerveza. En la actualidad, es el Museo Arqueólogico de la ciudad.

Damme

Es un pintoresco pueblo pesquero a 6 kilómetros de Brujas, con su molino de Hoeker, su iglesia y sus vistosas casitas blancas, elementos que valen la pena ser visitados.

Posted by Corina Avica in : Destacadas Editorial Reportajes Turismo de...,

abzturistico.com

Tel: (33) 3647-1294 / 95
Email: direccion@distribuciondinamica.com
Website: www.abzturistico.com
Facebook Twitter Email

Dejar mensaje